HERNIA DISCAL ► Lo que no te han contado: las claves sobre el dolor lumbar y el dolor discogénico

 en Espalda, Hernia de disco

¿Tienes una hernia discal?

¿Tienes el clásico dolor de espalda que te aparece a diario y estás ya harto/a de ese dolor?¿ Sientes que has intentado de todo y estás a punto de tirar la toalla porque ya no sabes qué hacer?

Esta sensación de frustración que tienes la atiendo a diario con mi equipo de trabajo en la clínica Osasun Sport Clinic. 

Te voy a explicar las claves y los secretos para tratar el progreso de lesiones de espalda con síntomas de lumbalgia y dolor discogénico.

CLAVE 1: Entiende por qué tener una hernia discal no significa que tengas que vivir con dolor.

CLAVE 2: El dolor tiene que ver con factores biopsicosociales.

► Factores biológicos: el daño en los tejidos

► Factores psicológicos: creencias adquiridas respecto a tu dolor

► Factores sociales : influencia de tu dolor en tu vida social y personal 

CLAVE 3: El dolor se gestiona y modula en el cerebro. 

El dolor, muchas veces, atiende al nivel de amenaza que percibe nuestro sistema nervioso central

En el proceso de rehabilitación de una hernia discal es importante la educación en dolor, que te permita:

► Abordar los miedos adquiridos debido al dolor. 

► Cambio de creencias respecto al dolor

► Introducir ejercicios progresivos para abordar el miedo al dolor de forma gradual

Muchos de los pacientes que nos visitan a la clínica vienen frustrados, ya que han probado de todo, y nos preguntan qué pueden hacer ahora.

Han probado con medicación, fisioterapia, ejercicios, terapias alternativas… y ya no saben qué más hacer.

Este patrón es muy habitual, y si te encuentras identificado tienes que saber que es muy probable que hay ciertas cosas que todavía no te han contado.

dolor-lumbar-dolor-discogenico-hernia-discal

Y ese es el motivo por el que he decidido hacer este video.

Soy Sergio Sukunza, director y creador de Osasun Sport Clinic, y con más de 15 años de experiencia tratando hernias discales y os voy a dar una serie de claves relativas al dolor de espalda y más concretamente para personas con hernia discal.

Estas claves son muy importantes para que des un primer paso adelante para salir de ese patrón de dolor en el que crees que ya no tiene solución

CLAVE 1: Entiende por qué tener una hernia discal no significa que tengas que vivir con dolor

¿Sabías que tener daño en los tejidos no significa que tengas que tener dolor?

Dicho de otra manera, ¿Sabes que aunque tengas una hernia discal no significa que tengas que vivir con dolor

El dolor va asociado al contexto en el que te encuentras y esto es lo que explica que el dolor tiene que ver con factores biopsicosociales.

Prueba de ello son las imágenes que se muestran en el video. La de un corredor de sanfermines que tiene un trozo de piel y músculo colgando porque le ha pillado el toro,  y gracias a las endorfinas y a la motivación que tiene por escaparse del toro ni siquiera se da cuenta de lo que le ha ocurrido en la pierna.

La imagen de una persona de una tribu con un montón de cuchillos atravesando su boca y  que está totalmente acostumbrada a recibir ese tipo de dolor. Tiene el umbral del dolor tan alto que para él es una cosa normal.

En otra imagen, se muestra a un violinista con una pequeña herida en su dedo índice.

Imaginaros que catastrofe para ese violinista, qué dolor va a sentir porque no puede realizar su actuación. Y sin embargo, un bailarín con el mismo daño en el dedo índice  de su misma mano que el violinista, no le repercute en nada en su actuación, porque la herramienta de trabajo que el bailarín tiene son los pies.

Con esto os quiero explicar que muchas veces el dolor va asociado al contexto en el que te encuentras y esto es lo que explica que el dolor tiene que ver con factores bio-psico-sociales.

CLAVE 2: El dolor atiende a factores biopsicosociales

¿Qué significa que el dolor es biopsicosocial?

1.El dolor atiende a factores biológicos, como son el daño en los tejidos

Significa que si yo tengo una hernia discal puedo tener un brote agudo de inflamación y puedo tener un dolor agudo derivado de ese daño en los tejidos, efectivamente. Pero que yo tenga una hernia discal no significa que tenga que vivir con dolor toda mi vida, como a veces te han hecho creer. 

2. Ahí entra la parte psicológica del dolor, es decir, ¿que creo YO que me pasa?¿Qué me han contado qué es lo que me pasa? 

Aquí entran en juego las expectativas que tú tenías cuando has ido a un terapeuta que te ha dicho ciertas cosas que originan ese dolor. Por ejemplo, imagina que tienes unas expectativas tremendas en un terapeuta y te dice que tienes una hernia discal y que este dolor es para el resto de tu vida. Te vas a olvidar de ir a correr, te vas a olvidar de hacer del deporte que hacías porque el impacto te va a doler siempre, entonces olvídate de eso. No cojas pesos, no te agaches…

consulta-medica-dolor-hernia-discal

Te suena un poco esto que te digo, ¿verdad? Esa es la parte psicológica que tiene que ver con las creencias que tu adquieres con respecto a tu dolor. Si tu no cambias estas creencias, va a ser muy difícil que tu dolor desaparezca en el futuro.

3. Por último, vamos a la parte social del dolor, que significa cómo influye tu dolor en tu vida social.

Por ejemplo: “Pues mira, yo estoy harto porque he perdido 3 trabajos debido a mi dolor, en los trabajos que he estado ya están hartos de mí porque me cojo la baja continuamente y esto ya me tiene hecho polvo porque ya no se que hacer con mi vida…”.

Esto hace que sigas metido en la “rueda del dolor”, porque ¿cómo está tu autoestima? Si tu autoestima está muy baja va a ser más fácil que el dolor se perpetúe en el tiempo.

Otro ejemplo, “Mi pareja está harto/a de mi porque no hago más que quejarme del dolor que tengo y me ha dicho que ya está bien, que no podemos hacer ningún plan juntos, que no podemos ir al monte porque siempre me estoy quejando de mi dolor…”.  

La manera en la que tu te encuentras en la convivencia, la manera en la que tú te relacionas socialmente con tu dolor, también afecta directamente a tu dolor.

Son temas que hay que tratar para salir adelante y esto es lo que llamamos “factores biopsicosociales del dolor”.

CLAVE 3: El dolor se gestiona y se modula en el cerebro

Hablando del dolor, lo concebimos como el desencadenante producido por una herida, una lesión, un golpe, y tenemos dolor en esa zona.

Esto es lo que pensaba que era el dolor hace muchos años.

Actualmente se sabe que el dolor tiene su gestión en el cerebro, el sistema nervioso analiza un montón de parámetros en pocos milisegundos y decide dar o no respuesta en forma de dolor. 

Por tanto, ya se sabe que el dolor se modula en el cerebro.¿Y esto qué quiere decir? Muchas veces el propio miedo que tenemos a realizar algo es lo que genera que sigamos atendiendo a respuestas de dolor y es lo que genera que tengamos patrones de evitación al realizar ciertos movimientos.

neurociencia-dolor-cronico-dolor-de-espalda

Nuestro dolor muchas veces, aunque no siempre, atiende al nivel de amenaza que percibe nuestro sistema nervioso central

Pongo un ejemplo:

El que ha tenido un golpe en el tobillo, se le ha hinchado y ha sufrido un esguince bajando un escalón, cuando se ha recuperado de ese esguince de tobillo y le ha costado mucho esfuerzo, el dia que pase después de unos meses por el mismo escalón en el que se torció el tobillo, le puede generar una respuesta inflamatoria. Solamente por estar en el mismo escalón que se torció el tobillo.

Eso es una respuesta que tiene que ver con una sensibilización central y tiene que ver con un trauma.

Es un claro ejemplo de cómo el dolor se modula en el cerebro.Por tanto, si sabemos esto, es muy importante que gestiones esos miedos para que puedas salir del cuadro de dolor en el que estás metido.

¿Cómo lo hacemos?   

Hay diferentes profesionales de la salud que estamos formados en neurociencia y que impartimos educación en dolor para que evites los patrones de evitación que estás realizando para no tener dolor, es decir, “Me han dicho que no me agache, porque si me agacho me va a doler la espalda”. 

Nosotros te vamos a demostrar que haciendo una progresión de ejercicios vas a ver cómo eres capaz de agacharse sin dolor. Pero hace falta una educación y estrategia que ahora mismo no tienes.

Estás tomando conciencia de cosas que no te cuentan, cosas que no sabías y que son realmente importantes para salir de ese cuadro de dolor en el que estás inmerso.

Tienes que saber que si que la medicación en su debido momento es importante, sobre todo para rebajar los niveles de dolor agudo que tienes cuando hay un brote de inflamación aguda y en los momentos iniciales de la lesión. Pero no puedes ni debes mantenerla de forma continua.

Lo que debes hacer es abordar cuanto antes esos miedos que tienes adquiridos debido al dolor al que estás sometidos y ser guiados por un profesional experto en rehabilitación, experto en neurociencia que os eduque en dolor, y os trabaje esos miedos que tienes, sobre esos patrones de movimiento que intentas evitar debido al dolor o al miedo que tienes.

Lo más importante desde el principio es trabajar sobre vuestros miedos, esto quiero que lo tengas muy claro.

Entonces, ¿cómo trabajamos estos miedos?

Es muy importante que te preguntes, “¿qué creo que me esta pasando? o ¿qué me han contado que me esta pasando?

Es muy importante que cambies esas creencias adquiridas.

A partir de esta educación en dolor, vas a hacer una serie de ejercicios que os van a ayudar a ir quitando el miedo que has adquirido poco a poco a moveros, a agacharos, a tumbaros a levantaros del coche, a coger un peso

Todo esto lo tienes que hacer siempre de forma gradual, pero tienes que pasar por ahí para quitar el miedo.  

Te tienes que mover y tienes que aprender a moverte. 

Sergio Sukunza

Noticias recientes