¿Por qué tengo una hernia discal?

 en Espalda, Hernia de disco
Estaba con mis amigos este fin de semana en la cola para el cine y uno de ellos me preguntaba a ver por qué sus hombros estaban tan caídos hacia adelante…

 

Me fijé en la postura de mis amigos, y ni siquiera había uno que tuviera la cabeza en el sitio, es decir, todos la tenían bastante adelantada con respecto a la zona dorsal de la espalda. ¿Os suena esto?

 

Esta postura es bastante frecuente en la actualidad, hombros caídoscabeza adelantada, y la sensación de que la chepa de la espalda cada vez es más grande…

 

Me paré a pensar en encontrar una respuesta a tal marcada “fotografía” de la postura de las personas que tantas veces se repite en la actualidad, y entonces certifiqué que la postura tan nociva que tiene el 90% de las personas del planeta tierra actualmente no se debe a otra cosa que a la era tecnológica que vivimos.

 

Pero… ¿cómo hemos llegado hasta aquí?

 

Por todos es sabido que procedemos en la escala evolutiva de nuestro “amiguito el mono”. La historia de la evolución quiso que el homo sapiens, hace más de 200.000 años fuera la primera representación humana. Eran muy buenos cazadores, y me detengo aquí un momento para destacar ésta desarrollada capacidad que les permitía sobrevivir a las amenazas.

 

Ellos se adaptaron a su ecosistema desarrollando sus grandes habilidades físicas (trepa, carrera, rodar, saltar, lanzar, etc) de ahí que fueran grandes cazadores, y eso no sería posible con nuestro estilo de vida actual, “echando raíces” delante de un ordenador o pegados a un smartphone.

 

Pérdida de habilidades motrices básicas

 

La gran diferencia con respecto a lo que somos hoy es que nos hemos seguido adaptando al ecosistema, y muy tristemente hoy en día vivimos en la era digital y tecnológica, todos los aparatos informáticos y de comunicación nos llevan a perder esas habilidades motrices básicas, y lo que es peor, perdemos la postura erguida en detrimento de una postura totalmente nociva para la columna vertebral.

 

El cojín lumbar nos ayuda a prevenir la flexión lumbar en posición de sentado, que es precisamente lo que suele generar un patrón de postura que a la larga genera mayor presión en el disco intervertebral.

 

 

Muscularmente hablando el homo sapiens cazador desarrollaba toda su musculatura posteriordebido a la necesidad que tenía por la supervivencia de la especie, obligado a realizar acciones de trepa, se pasaba prácticamente todo el día en posición erguida, vigilante y animado a la acción, mientras que hoy en día, la musculatura posterior del tronco grita desconsolada para que el “dueño” le haga algo de caso y la desarrolle con unos buenos ejercicios de reeducación muscular y postural.

 

Si nos adentramos en la columna vertebral entenderemos el daño que generamos constantemente tras llevar una postura incorrecta en cualquier momento del día.

Vemos que curiosamente la carga que reciben los discos estando sentados es bastante mayor que en posición bípeda. Si multiplicamos esta carga por todos los días del año que nos pasamos sentados trabajando el resultado para la columna puede ser fatal.

 

Pero… ¿cuál es el mecanismo que nos genera tanta tensión a nivel discal en la columna?

 

Sin ninguna duda, el mecanismo de flexión lumbar, es el que mayor presión genera el disco, cuando las vértebras presionan al disco hacia atrás.

 

La curvatura que tenemos en la zona lumbar de la espalda es convexa (se mete hacia adentro), esa zona tiene buena movilidad en todos los planos de movimiento, ya que permite flexión, extensión, inclinación lateral a ambos lados rotación.

 

Partiendo de la base de que el movimiento de las estructuras vertebrales de la columna lumbar ser produce gracias a la función de soporte que generan las “almohadillas” llamadas discos intervertebrales, cuando nos vamos a los extremos, tanto en flexión como en extensión de columna, los discos intervertebrales deben soportar mayor carga, y si a esto le añadimos un peso externo, aún peor…

 

 

En muchas ocasiones, lo que genera la mayor carga de soporte en el disco, no es tanto un movimiento de flexión o extensión exagerado, sino más bien una pequeña flexión mantenida en el tiempo, es decir, lo que ocurre cuando no somos capaces de mantener nuestro arco neutro de la zona lumbar estando sentados durante varias horas, y algunos durante pocos minutos…

 

Lumbalgia, Hernia discal y Estenosis de canal

 

En estos patrones erróneos de postura es cuando estamos generando un sumatorio de fuerzas nocivas en los discos intervertebrales para que el día de mañana tengamos un problema serio en la columna; esto puede variar desde una lumbalgia hasta una hernia discal o una estenosisen el canal medular.

 

 

En la imagen podemos ver hacia donde presionan el disco las dos vértebras que lo envuelven, en el movimiento erróneo de flexión lumbar cuando nos inclinamos hacia adelante invirtiendo el arco de la columna lumbar.

 

Es el momento de mayor carga discal para nuestro núcleo pulposo. El error que comete la sociedad es que no disocian la flexión de cadera con la flexión lumbar. En la siguiente imagen, vemos que el error es agacharse en flexión lumbar y encima cogiendo el peso. Sin embargo, cuando lo hacemos correctamente, flexionamos las rodillas y respetamos el arco lumbar.

 

 

El mismo peso de 25kg que vemos en la imagen superior, con flexión lumbar-cuando lo hacemos mal-, es decir, invirtiendo el arco lumbar, supone unas 4 veces más carga para el disco vertebral que si cogemos el peso respetando el arco lumbar de la espalda y flexionamos las rodillas.

 

Ejercicios de corrección postural

 

En este vídeo os dejo una serie de pautas en cuanto a ejercicios para que vayáis combatiendo los efectos negativos de tantas horas sentados. Si además de eso, habéis entendido cuál es el mecanismo de lesión de los discos intervertebrales, podéis empezar a corregir vuestras posturas en los asientos (en la oficina, en casa, en el coche, etc)

 

Noticias recientes

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar